En El viaje de la tortuga. La eterna y malintencionada confusión de niveles


Sigue Borja su serie dedicada al debate educativo, con la tercera entrega, que titula La eterna y malintencionada confusión de niveles. Así comienza: 

Una de las cosas que hizo Cintora en el programa mencionado en el último artículo fue omitir en la edición de la entrevista que los profesores participantes, Bona y Royo, dan clase en niveles radicalmente distintos, tienen una profesión distinta y una formación diferente. Mientras que uno es maestro de primaria, el otro es licenciado universitario y profesor de secundaria. Esto es algo que se suele obviar, como si no hubiera diferencia entre ambas cosas. Y la hay, y es bastante grande. Y además ignorarlo tiene consecuencias.

El texto completo, aquí.

Comentarios

  1. Una de las consecuencias es que, en mi instituto, ningún alumno, ni los de bachillerato nos llaman profesores, sino maestros. Es un síntoma más de que, también para ellos, siguen estando en la escuela. De todos modos, pienso que es lo que se ha querido desde hace tiempo: aniñarlos mientras son felices en su irresponsabilidad e inconsciencia, gracias a una inmadurez eterna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si es lo que han querido desde siempre, hemos de darles la enhorabuena porque desde luego lo han logrado. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada