Con el carrito del helao. Las dietas de Caja Navarra (IV). No habrá paz para los malvados.



La cúpula de UPN, ante la justicia de la magistrada instructora. Miguel Sanz, Enrique Maya y Álvaro Miranda, imputados.

Como en la excelente película de Enrique Urbizu, en la que la Juez Chacón, rigurosa y perseverante, investiga e investiga para dar con la verdad, la Juez Benito, del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha acordado citar a declarar como imputados al ex presidente del Gobierno de Navarra Miguel Sanz, al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y al ex consejero del Gobierno de Navarra Álvaro Miranda, en el marco de su investigación por el cobro de dietas de Caja Navarra.



Ha solicitado además al Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra que le remita "las autorizaciones que existan en relación al cobro de dietas por asistencia y desplazamiento, y condiciones en su caso para percibirlas, así como cualquier otra condición o presupuesto que pueda haberse establecido para su cobro".

La juez había dictado recientemente un auto en el que rechazaba remitir a la Audiencia Nacional la investigación de las dietas de Caja Navarra y señalaba que el cobro de estas cantidades tenía "un sustento cuanto menos dudoso", pues podían constituir "un delito de cohecho, que es consustancial al delito de prevaricación por omisión cuya competencia se atribuye a este Juzgado". El auto señalaba que "las personas que estaban recibiendo estos pagos presuntamente injustificados eran las mismas que debían llevar a cabo la labor de inspección de la gestión de la entidad pagadora y la definitiva calificación que se realice de ellos dependerá del curso de la causa".

Según Diario de Noticias, poco amiga de los personalismos y de los focos ajenos a su trabajo, la trayectoria profesional de Mari Paz Benito habla por ella. Quizás hoy, si abre este periódico o se lo cuentan, a Mari Paz Benito se le desdibuje su habitual sonrisa al ver su nombre en letras capitulares. Ni siquiera este perfil biográfico sería de su gusto, porque entiende su profesión desde el anonimato y la humildad, el estudio, la reflexión y la vocación y, por tanto, lo de ser el foco de los flashes y el sujeto de los titulares no va mucho con ella. Lo dejaba claro en una entrevista: "No me gusta que se den nombres de jueces, ni que los jueces den su nombre. La Justicia debería ser anónima: un juez tiene que hablar a través de sus sentencias", declaraba a Nuestro Tiempo al ser nombrada juez decana en 2010. Premio Aranzadi Fin de Carrera en 1998 tras haber estudiado Derecho en la Universidad de Navarra y haber obtenido 41 matrículas de honor, la pamplonesa Mari Paz Benito Osés, que cumplió 38 años el pasado marzo, es la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona desde 2003. Su primer destino fue el Juzgado de Instrucción número 2 de Tafalla, ciudad a la que ya estaba muy unida por ser la cuna de su madre, y de donde se marchó encantada de la vida. De ahí recaló en su destino actual, cuando ascendió a magistrada.

Continuará…

Comentarios