Receta para un exitoso proceso de ""enseñanza-aprendizaje""



Ingredientes:

Un profesor que sepa y quiera enseñar.

Unos alumnos (pocos, a ser posible) que puedan y quieran aprender.

Un habitáculo con unas condiciones adecuadas en cuanto a iluminación, temperatura, nivel de ruido, ventilación, higiene…

Mesa, pupitre. Pizarra, tizas.

Una pizca de reconocimiento social.

Consejo para la elaboración: 

Antes de proceder al emplatado, asegúrese de haber separado cuidadosamente los conocimientos de la comprensividad, el paternalismo  y la burocracia. 



Comentarios

  1. Durante los cinco primeros años se podría prescindir de todo ingrediente referido a condiciones materiales (habitáculo y mobiliario adecuados) poniendo todo el empeño en impedir la presencia de sustancias tóxicas contaminantes: comprensividad, paternalismo, burocracia, buenismo bobalicón, buen rollito corporativo, el "no estamos tan mal"... y cualquier otra forma de manifestación del infantilismo degradado y degradante que reina en nuestros centros dizque de enseñanza. Después se iría mejorando.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada