La educación y el reverso tenebroso (IV). ¿El inexorable fin de la especie?

“Por fin nos revelaremos” (Darth Maul, aprendiz de Darth Sidous).

Los conocimientos prohibidos de los secuaces del Reverso Tenebroso, los misteriosos saberes que transmitían de maestro a alumno (que no son las Matemáticas, la Filosofía, la Música o la Literatura) van siendo revelados cada vez que un alto cargo de la pedabobería oficial (tomo prestado el término sin poder citar la fuente porque no la recuerdo) hace temblar con sus declaraciones el equilibrio de la Fuerza. He aquí algunos ejemplos:

1.- La didáctica: “Hay alumnos, aunque no se puede generalizar, que vienen sin conocimientos básicos que tendrían que haber adquirido en primaria y secundaria. Es un lastre que traen y que aquí no se trata, porque en una facultad en lo que hay que profundizar es en didáctica”. Rosalía Aranda, Decana de la Facultad de la Universidad Autónoma de Madrid
 
2.- La asesoría virtual: "Hay que modificar el papel del profesor. Debe dejar de ser un orador o instructor que domina los conocimientos para convertirse en un asesor, orientador, facilitador del proceso de enseñanza aprendizaje y mediador entre los alumnos y la realidad utilizando las tecnologías". Antonio Pérez Sanz. Instituto de Tecnologías Educativas.

3.-  La nada: “Saber algo es probablemente una idea obsoleta. En realidad no necesitas saber nada. Puedes averiguarlo por tus propios medios en el momento en que lo necesites. El trabajo del profesor es señalar a las mentes jóvenes qué tipo de pregunta deben hacerse. El profesor no tiene que dar ninguna respuesta, porque las respuestas están en todas partes”. Sugata Mitra, Catedrático de Tecnología Aplicada a la Educación de la Universidad de Newcastle.

Veamos:

1.- Según la Decana de la Facultad de la UAM, que los alumnos de Magisterio tengan lagunas inaceptables procedentes de Primaria y Secundaria se debe a que  en la Facultad lo importante es profundizar en la “didáctica”. ¿Se puede profundizar en la didáctica de una materia que se desconoce? Para la decana, sí. Es como si los recién licenciados en Medicina terminaran la carrera con carencias similares de su etapa escolar y se argumentara que en la carrera de Medicina es preferible profundizar en “curación”.

2.- El profesor, según el miembro del ¿prestigioso? Instituto de Tecnologías Educativas, Instituto al que estoy seguro habrá accedido por oposición, no debe hablar en clase (claro, para eso ya están los alumnos) ni tampoco instruir, sino "asesorarles" (como él a nosotros) y “mediar” entre ellos y “la realidad”, por supuesto a través de las nuevas tecnologías. Todo un Lord Sith el Sr Pérez Sanz. A saber qué conocimientos querrá transmitir a los alumnos sin que el profesor pueda dirigirse a ellos de forma oral (“conoce el poder del lado oscuro, Anakyn”)…
 
3.- Para el Catedrático de Tecnología Aplicada a la Educación de la Universidad de Newcastle, no es necesario saber “nada”. Poco más se puede añadir, excepto que, en alusión al subtítulo de esta entrada y al contrario de lo que espetó nuestro ocurrente Ministro del Interior en relación al matrimonio homosexual (“no garantiza la pervivencia de la especie”, dijo el tipo sin pestañear), mucho me temo que lo que verdaderamente pone al ser humano en peligro de extinción es el espectacular incremento de la estupidez, lo que seguro, tarde o temprano, acabará con nosotros mucho más rápido que cualquier otro medio de selección natural.

Comentarios